hypanis.ru Las sorprendentes bondades del ajo

«

»

Dic 10

Las sorprendentes bondades del ajo

Las sorprendentes bondades del ajo

Las sorprendentes bondades del ajo

A lo largo de los siglos, el ajo ha sido una especia culinaria muy apreciada. Es de la familia de las liliáceas, como el puerro y el cebollín, todos con un fuerte aroma y sabor. Pero además de la cocina, esta planta tiene usos que van más allá. De hecho a lo largo de la historia se le ha considerado un remedio confiable para epidemias como cólera y tuberculosis. Como cura para la infección, se ha usado contra virus, bacterias y hongos.

Se le llamó “la penicilina rusa”, para denotar su propiedades antibacteriales y en la Primera Guerra Mundial fue usado como antiséptico para limpiar y curar, y para tratar la diarrea causada por las malas condiciones sanitarias en las trincheras.

Algunas molestias, como las verrugas o las picadas de insectos, pueden responder bien al aceite de ajo o a la aplicación de un diente de ajo crudo machacado.

Ventajas nutricionales

– Es una excelente fuente de vitamina B6 (piridoxina)
– También una buena fuente de manganeso, selenio y vitamina C
– Además, provee varios minerales, incluidos el fósforo, calcio, potasio, hierro y cobre

Lo que dice la ciencia

La investigación moderna se ha enfocado en el potencial del ajo para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, los niveles de colesterol y cáncer.

Varios estudios indican que el ajo hace que sea menos probable que las plaquetas o tromboncitos -las células involucradas en la coagulación de la sangre- se adhieran a las paredes de las arterias o se amontonen.

Así, actuaría como un anticoagulante, por lo que reduciría el riesgo de ataques al corazón.

También se están estudiando extensivamente los componentes sulfurosos por su habilidad de inhibir las células cancerosas y bloquear tumores lentificando la replicación del ADN.

Es posible además que el ajo baje un poco la presión arterial, principalmente por su capacidad de dilatar los vasos sanguíneos.

Cómo elegirlos y conservarlos

– Para el mejor sabor y máximo beneficio para la salud, compre ajos frescos.
– Evite los que están blandos, muestren evidencia de deterioro o tengan brotes.
– El ajo en hojuelas, polvo o pasta es conveniente, pero no tan bueno como el fresco.
– La mejor forma de guardarlo es a temperatura ambiente en un contenedor abierto en un lugar oscuro, lejos de fuentes de calor o la luz del Sol.
– Dependiendo de su edad y variedad, un bulbo de ajo entero se mantendrá fresco entre 2 semanas a 2 meses.
– Una vez se rompe la cabeza de ajo, su vida útil se reduce a unos pocos días.

 

Consejo…Si va a comer ajo crudo pero odia el regusto, trate de masticar perejil, pues es muy bueno para refrescar el aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.