«

»

feb 13

Cómo elaborar tu propia composta

Cómo elaborar tu propia compostaCómo elaborar tu propia composta. Si alguna vez has tenido la suerte de cosechar una verdura o fruta de tamaño enorme, sabes la emoción que se siente, ¡seguro has ido por tu cámara para fotografiar el acontecimiento! Lo cierto es que para que esto ocurra, mucho depende del compost que utilices. ¡Aprende a hacerlo tú misma para repetir la experiencia!

Aire y humedad

Bacterias, aire y humedad son ingredientes fundamentales a la hora de elaborar un buen compost para tu jardín, ayudarán a que el terreno tenga los nutrientes necesarios para que los cultivos crezcan fuertes, se desarrollen de forma adecuada y sean más resistentes a situaciones climáticas adversas e incluso a las plagas.

Las lombrices de tierra que se encuentran de forma natural en ella y las que se forman a partir de los residuos del compost son muy benéficas, pero si de forma adicional contribuyes añadiendo lombrices rojas de la especie Eisenia fetida, favorecerás la descomposición del mismo. Estas lombrices gustan de comer desechos como cáscaras de cebolla, café molido, hojas de zanahoria, corazones de manzana, hojas y recortes de césped.

En este artículo puedes leer cuáles son los ingredientes que sirven para hacer compost casero.

Recurre a la práctica del Bokashi

Esta técnica de origen japonés es algo antigua, pero muy efectiva. El Bokashi consiste en hacer fermentar los restos de los alimentos cubriéndolos con bacterias que inhiben los olores que se desprenden en el proceso de descomposición. Puedes arrojar carne y derivados lácteos con la tranquilidad de que no olerá mal. Unas cuantas semanas después puedes enterrar los residuos en la tierra y, al cabo de algún tiempo, notarás que el suelo está más nutrido.

Un sistema de compostaje adecuado

Es importante que cuentes con una compostera que esté hecha con materiales que no se pudran. Si vas a construir tu sistema de compostaje, utiliza alambre para gallinero y madera de cedro. Aprende en este artículo cómo hacer un cubo de compostaje casero.

Otra opción es utilizar un sistema de tres cubos diferentes. La idea es que los últimos residuos añadidos no se mezclen con otros que ya están en proceso de descomposición, dejando en el cubo número tres el compost que ya está listo para ser utilizado.

Si consideras que no tienes tiempo o la voluntad de hacer un sitio especial para producir compost casero, y puedes permitirte elaborarlo en un rincón del jardín tan solo acumulando césped, hojas y ramas muertas, y desperdicios de comida agregando además heno o aserrín, de igual forma te estarás asegurando de contar con un abono súper nutritivo para mezclar con la tierra de tus cultivos.

Gracias al compost, tus cultivos se nutrirán de forma natural a la vez que favorecerás la producción de los mismos. Evita utilizar productos químicos y derivados, comerás saludable y protegerás el medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>