«

»

feb 17

Remedios caseros para curar los hematomas

Remedios caseros para curar los hematomas Cuando uno se da un golpe, es posible que la zona se inflame o se vuelve azul, es una reacción normal del cuerpo. Sin embargo, existen remedios caseros que pueden reducir el dolor y la inflamación. Veamos cómo curar hematomas con remedios naturales, económicos, prácticos y eficaces.

El hielo

Uno de los remedios caseros para los golpes más eficaz es el hielo. Conviene saber que el hielo no se debe colocar nunca directamente sobre la piel: se recomienda utilizar una compresa o una toalla para cubrir el hielo, ya que en el caso contrario podría quemar la piel. El hielo ayuda a eliminar la inflamación y así, a desaparecer el dolor causado por el golpe.

La cebolla

Se trata de un ingrediente que contiene alinasa, una sustancia que ayuda a estimular la circulación de la sangre; por lo tanto ayuda, tras un golpe, a la circulación de la sangre y evita así que aparezcan hematomas o mejora su apariencia si este ya ha aparecido.

Para realizar este remedio casero, se debe cortar una cebolla por la mitad y aplicarla directamente sobre la zona del golpe; por el contrario, si se tiene una herida con sangre, no se debe aplicar la cebolla, puesto que podría picar e infectar la herida.

El aloe vera

El aloe vera es un remedio natural perfecto para eliminar los golpes y reducir la inflamación. Para realizar este tratamiento, tan solo se debe aplicar sobre la zona afectada un poco de pulpa de aloe vera y realizar un ligero masaje. Esta operación se debe repetir tres veces al día y así el hematoma desaparece progresivamente.

El perejil

El perejil es otra planta que funciona muy bien para curar los golpes. Las propiedades antiinflamatorias  que posee el perejil funcionan para tratar los hematomas y la inflamación producida por los golpes.

Para realizar este remedio casero, basta con picar algunas hojas de perejil y aplicarlas sobre la zona del golpe durante 5 minutos; se debe repetir esta operación 4 veces al día y progresivamente el dolor irá desapareciendo.

Vinagre de manzana

Otra forma de curar los golpes con remedios caseros es utilizando vinagre de manzana, puesto que estimula la circulación sanguínea, consiguiendo así que desaparezca el hematoma y la inflamación rápidamente. Con ayuda de una gasa, se aplica el vinagre de manzana sobre la zona afectada, realizando un ligero masaje; esta operación se debe repetir 3 veces al día y en poco tiempo el golpe se va mejorando.

La patata

Cuando un golpe es reciente, otro remedio casero consiste en utilizar una patata. Para conseguir reducir el dolor, se debe cortar una patata en dos y aplicarla sobre la zona durante minutos; si se repite esta operación 3 ó 4 veces al día, el dolor desaparece y la inflamación se reduce.

Como verás, estos son remedios caseros para curar hematomas bastante fáciles de realizar. Ponlos en práctica la próxima vez y reduce el dolor y la apariencia del golpe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>